miércoles, 22 de febrero de 2012

Restauración de la capilla del Obispo, Madrid.

         
           Hace algun tiempo se abrió al publico la capilla del Obispo en la plaza de la Paja en Madrid, después de haber estada cerrada unos años para llevar a cabo su restauración.
Esta joya del gótico tardío, se encuentra en el barrio de Palacio, uno de los barrios más castizos de Madrid. Aprovechando que un amigo mio la habia visitado y contaba maravillas de su restauración, me he acercado a verla este fin de semana.
No defrauda, es una preciosidad, choca al principio los elementos en madera de pino sin tratar que han añadido para el culto de la capilla.  
            La madera clara de la tarima sobre la que se asienta el altar, algunas banquetas para los oficiantes y diferentes objetos ornamentales para el culto todo ello en madera rustica sin tratar, dan calidez a la iglesia y recuerdan que aunque sea una obra de arte,  es sobre todo un lugar de oración para los cristianos y como tal esta en uso. Gracias a eso podemos disfrutarlo todos.
            Despues de visitar la capilla y oir cantar a las monjas que atienden el culto (cantan como los Ángeles) me di una vuelta por la plaza de la Paja, llena de originales comercios, cafeterias-restaurantes  y teterias con platos deliciosos.
Ahí esta "La Gorda", restaurante peruano que recomiendo a quien no conozca la estupenda cocina peruana porque a quien la conozca seguro que conoce La Gorda.  Se ha reubicado en este lugar y espero que la vaya muy bien.
Entré en Delic bazar tienda con cosas muy originales,  los muebles pintados que tienen son de "La Europea", tienda de muebles gastados muy del gusto de nuestro taller, ellos los traen de fuera, nosotras los de aquí los reciclamos como si fueran de alli. El armario en tonos verdes y las estanterías que sirven para guardar los objetos de la tienda, son preciosos.
             Puede parecer que todo esto que os cuento no tiene nada que ver con el tema de nuestro blog, pero al contrario, al tratarse de una restauración aunque en este caso sea un edificio, y haberse adornado con elementos de madera, encuentro que tiene bastante parecido a la labor que hacemos con los muebles en cuanto a recuperación de algo que no esta en uso y al restaurarse y acoplarle diferentes adornos pasa a ser un objeto de uso cotidiano, y de paso os doy unas cuantas, espero buenas direcciones.
            En estos momentos estamos restaurando un mural de madera de 11 metros de largo por 2.5 de alto que en su tono original daba a la habitación en la que se encuentra un aire clásico poco adecuado para la joven familia que ahora habita la casa.




             Comenzamos por lijarlo suavemente para después darle una mano de imprimación "todo terreno" a continuación empezamos a pintar, hemos recuperado una casa de pinturas que hacen ellos mismos las pastas  que se llama MC pinturas, tienen muchos colores y matices desde extra mate(es la que hemos usado nosotras) hasta satinado con una textura de seda que hacen muy atractiva esta pintura, ademas son todas al agua lo que hace que no huela y sea mas sano al trabajar.




              Hemos elegido el tono blanco antiguo combinado con el blanco creta para las veladuras. Después de tres manos de pintura para cubrir el mueble hemos lijado suavemente para desgastar bordes y esquinas dejando aparecer por zonas la madera de base, no mucho pues el cliente tenia miedo de que quedara "muy viejo"
              Con un trapo húmedo hemos frotado bien todo el mueble, a continuación hemos hecho una veladura aclarando mucho la pintura blanco creta con agua. Con una paletína ancha hemos dado una veladura a todo el mueble, una vez seco con una lija fina se ha pulido todo el mural, retocando con veladura blanco antiguo las zonas que habían quedado algo obscuras. Con gamuza satinar.
              Mantenimiento, solo limpiar con trapo suave seco.

              Espero que os guste el resultado









              Se decidió también pintar las patas de la gran mesa de mármol del salón, la cual tenia tapada con unas faldillas, para poder quitarlas y así dar mas luminosidad al salón.
               Eran de madera policromada y dorada, lo cual no gustaban nada a la propietaria, y se han pintado del mismo color que el mural. Ahora las puede tener al descubierto sin ningún problema.



Ahora solo queda pintar las sillas y el salón cambiara completamente!



            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada